viernes, 21 de noviembre de 2008

insomnes próximos

12
también hoy es de insomnio y la ciudad se me mete por las retinas —alada —poblando mi sangre de muchedumbre [mis huesos de maldición esotérica/en cada rincón inexplorado de mi cuerpo está cabreándose como un sísifo rabioso y desquiciado así como la obesidad del roto espejo en mí cuando me miro fumar un cigarrillo y pienso llorarme]
oh ciudad mía en toda simetría de gentes imperfectas —de indiferencias florecidas en los vitrales de las tiendas y sus centros comerciales no has de comer el alma de gusanos
las tristes calles y los autos estallan en mi carne (el demonio colocará en edificios la llaga infecta de mi corazón) esta ciudad enrolla mi pescuezo-lo tensa-lo oprime y muero casi en los brazos acompasados en el torso de la cloaca
ay urbe de bellos duendes metafísicos e infames veánme en tormento de esta puta lesbiana patiabierta a la multitud
esta ciudad y yo somos uno
13
he comido de perros y sapos un trozo de piel —por eso las maldiciones de las calles en este amargor de ocaso no podrán enterrarme en el asfalto de astillados huesos
miré en los ojos de la cuidad a mí mismo en mí de luz desbocada en la solitud del decurso
estaré allí por esta vez debajo de los árboles del parque morir viviendo en bestias y unicornios
ciudad mía —ciudad de perros/reptiles y anfibios —con su estruendoso florecer de gentes malditas y enfermas —con sus corruptos y enajenados barrios/con sus mujeres de prostíbulo y a domicilio (con su puente rojo y su fatídico teatro de mimos (con historias de mendigos y fetos) con su apocalípsis de metal fálico sonrojado como si un muchacho fornicara contigo sin importancia)
vive tu abierta vagina para coger el semen de la envidia y las sombras —he vegetado en ti y me soy tan liviano y frío como esa perra palabra extranjero
somos tan distintos en esta confusión indefinida —maldigo tus males en mi lengua de lagarto por ser donde nunca he ido y te has despojado de mi inmunda presencia recorriendo la san luis
ya nos hemos abandonados sin reconocernos —también soy el otro aquel sueño de ti en utopías-frustraciones-amigos-mujeres de sexos en humedad [amplios/estrechos] dopados para ser más inútiles a la vida
aquel que sonrió los sueños apretados en la bilis —en el páncreas y los intestinos —aquel —oh ciudad mía —que se masturbó en nombre de tus habitantes
el que soñó con los sueños de una mujer escribiendo el anónimo ángel en cada movimiento extraño del corazón

1 comentario: