martes, 11 de noviembre de 2008

Inés y el Tritón

He pensado en volver a ocuparme de Inés y el Tritón desde un punto de vista hasta ahora desconocido para los Poetas. El Tritón es un seductor, pero al conquistar el amor de Inés se siente tan conmovido que quiere pertenecerle por entero. No puede hacerlo, pues debería de iniciarla en el misterio de su existencia y decirle que a una determinada hora se convertirá en monstruo; por lo tanto, sus nupcias no pueden ser bendecidas… El pobre se desespera y se arroja al mar para no volver a surgir. Da a suponer a Inés que la ha engañado. ¡Esto si es Poesía, no esos chismes ridículos y mezquinos que son pura falsa y necedad!

(Kierkegaard)

1 comentario: