lunes, 8 de septiembre de 2008

Adiós, adiós

Aquí donde no puedo decirme (o crearme) en un solo verso, donde el pestilente desafío de la lluvia acontece, donde los autos pretendían aniquilar mi sombra de ir al retrete, donde espero con las retinas brotadas y con las carnes hacia atrás, donde el diablo malcría el nacimiento de su otro malva, (aquí) en la puta ["Sociedad de los Poetas Muertos"] noche de Fetivales y fotosíntesis llaman a los mezquinos ángeles del viento, yo diré...

2 comentarios: